Planes de mejora en el centro educativo. #EduDirección.

La naturaleza de un plan de mejora guarda directa relación con los resultados de un diagnóstico, de una evaluación, de una memoria, de un análisis, en definitiva, del que pueda concluirse la necesidad de propuestas de actuación consonantes para, después, llevarlas a cabo con seguimiento y revisión.

Por esto mismo, un plan de mejora alude al conjunto de medidas o de acciones que, a partir de una situación bien descrita y generalmente desfavorable, propicie intervenciones sistemáticas con las que conseguir la evolución satisfactoria del estado de partida o, en su caso, reajustar el carácter o el alcance de las actuaciones estimadas.

Parece razonable entender que el contenido fundamental de un plan de mejora son las propuestas que incluye. Y, para considerarlas, deben tenerse en cuenta algunos aspectos básicos (AGAEVE, 2015):

    • La necesidad y la utilidad de las propuestas se advierten en las situaciones y los contextos propios, ya que tales propuestas no conducen a los mismos efectos en todos los centros.
    • La mejor adopción de las propuestas por los docentes se verifica cuando estos perciben la necesidad de cambios, cuya naturaleza e implicaciones se presentan con claridad, además del beneficio positivo que conllevará estimarlos.
    • Los rendimientos escolares, los logros del alumnado, son el objeto preferente de las propuestas. Luego los cambios que se promuevan en los distintos ámbitos de la organización y el funcionamiento de los centros deben considerarse con esa perspectiva.
    • Los cambios tienen distinto alcance en función de que afecten a aspectos organizativos y estructurales o a las culturas profesionales. Estas se conforman a partir de los pensamientos, las creencias, los significados que los distintos profesores o grupos tienen sobre la enseñanza, el aprendizaje o el funcionamiento del centro. Y las culturas influyen en las relaciones, la comunicación, la colaboración, la participación y la implicación del profesorado. Por tanto, estas
      circunstancias deben tenerse especialmente en cuenta para el diseño y el desarrollo del plan de mejora.
    • Las propuestas asumidas por equipos de profesores cuentan con posibilidades más efectivas de propiciar cambios que aquellas otras solo estimadas por un profesor o profesora de manera individual en su aula.
    • Los resultados obtenidos tras el desarrollo de las propuestas deben ser objeto de evaluación, a fin de que puedan precisarse tanto el grado de logro, generalmente establecido con indicadores, como las causas que explican las dificultades para alcanzar los efectos esperados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s